Translate

lunes, 17 de noviembre de 2014

40. Vestigios prehelénicos


En la zona en la que se desarrolló la civilización griega, hubo otras culturas anteriores que llamamos prehelénicas; fundamentalmente la cretense y la micénica. En ellas existió un sistema de escritura jeroglífica que fue evolucionando hacia
símbolos fonéticos que se conoce con el nombre de escritura lineal.
La muestra de escritura más antigua de ellas es un curioso objeto, conocido como el disco de Festos o de Phaistos[1], encontrado en las excavaciones del palacio del mismo nombre, en Creta; la datación que de él se hace lo sitúa entre los siglos XVIII y XIV a. C., cuando en Mesopotamia se crea la primera escuela que conocemos- escuela de Marí- y se promulga el Código de Hammurabi, y en Egipto ya era conocida la Sátira de los oficios. Es un disco de arcilla cocida con inscripciones en ambas caras, siguiendo una pauta espiral, que fueron realizadas por presión mediante sellos con las figuras en relieve. Algunos de los signos que contiene son similares a signos de escritura lineal prehelénica, pero la mayoría son desconocidos. Se considera perteneciente a la cultura cretense o minoica; sin embargo, algunos investigadores creen que podría pertenecer a culturas cicládicas[2] anteriores, aunque también hay quienes piensan que no es un objeto arqueológico auténtico, sino un fraude, elaborado por su descubridor, el arqueólogo italiano Luigi Pernier.

Aunque este es el único vestigio de escritura, es lógico pensar que en una civilización tan refinada como la cretense o minoica existieron los escribas y, en consecuencia, unos centros para su instrucción, a semejanza de lo que ya sucedía en otros territorios.

En la zona del Peloponeso se desarrolló la cultura micénica, una estirpe de guerreros, los aqueos, que se apoderaron de Creta dando fin a su cultura y a los que Homero inmortalizó en su Iliada, al narrar su expedición para apoderarse de la ciudad de Troya. De ella sí nos han llegado numerosos escritos. En excavaciones llevadas a cabo en el palacio micénico de Pylos,  incendiado en 1200 a. C., se sacaron a la luz cientos de tablillas con textos escritos en escritura lineal. Tal vez en él existiera una escuela de escribas.
Con la invasión de los dorios, en el siglo XII a. C., la civilización micénica desapareció. Le sucede un periodo de cuatro siglos que denominamos Edad Oscura, en la que la escasez de restos arqueológicos nos impiden conocer la evolución que sufrió su cultura. En este periodo se pierde la escritura micénica y aparece un nuevo sistema de escritura, posiblemente de inspiración fenicia, y que conocemos con el nombre de alfabeto, en honor de sus dos primeras letras, alfa y beta, y que es un conjunto de signos que representan sonidos. Nos encontramos, así, con las primeras inscripciones que se conocen de escritura griega, datadas en el siglo VIII a. C.
En las civilizaciones prehelénicas se encuentran las primeras ideas educativas que después se desarrollarían en la Grecia clásica. En ellas está el origen de la educación caballeresca que Homero apunta a través de la Iliada y la Odisea.
ÁNGEL I. JIMÉNEZ DE LA CRUZ


[1] Descubierto en 1908, se encuentra en el Museo arqueológico de Heraklion en Creta.
[2] Se daban en la Edad de los Metales en las islas Cícladas, en el mar Egeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario