Translate

viernes, 14 de marzo de 2014

27. Las escuelas de palacio

Antes del Imperio Medio ya vimos que no había referencias concretas a escuelas, aunque es evidente su existencia, principalmente en los templos, donde se desarrollaba la escritura. También en los palacios se atendía a la educación de
los niños de la corte, aunque tal vez no fuera una formación en las letras. El siguiente texto, que parece hacer referencia al reinado de Micerino  (hacia 2500 a. C.), nos apunta a ellas:
“Nací en tiempos de Menkure, a quien él educó entre los hijos del faraón en el palacio real, en la privada cámara, en el regio harén; y he sido más honrado ante el faraón que ningún niño” [1]
          Sin embargo en el Imperio Medio, en torno al 2000 a. C., ya hay referencias a escuelas, que se suceden de manera continuada, fundamentalmente en palacios, en las que se instruía a los hijos de los nobles y aristócratas. Se conserva una estela de la XII Dinastía (1991-1786 a. C.), en el Museo de Arte de Viena, donde, junto a la familia real, aparece un personaje al que se considera el maestro de escritura de palacio. En otra estela, referida a un oficial de la dinastía XVIII (1552-1305 a. C.), se indica que fue educado durante cuatro años en un palacio, junto a los hijos del rey[2]. Algunos egiptólogos se refieren a esta especie de colegio como el Kap y a los alumnos asistentes como Hijos del Kap.
          El famoso faraón Tutankhamón (1346-1337 a. C.) no solo hubo de dominar la escritura sino que debió tenerla en tan gran aprecio que los suyos pensaron que la practicaría en el "Más Allá". Entre los objetos que formaban parte de su ajuar mortuorio se encontraban unos ricos utensilios para la misma: una paleta de madera sobredorada con incrustaciones de piedras semipreciosas y vidrio de color, los pinceles con un manguillo cilíndrico muy refinado, y otro objeto de marfil con cabeza cuneiforme y mango en forma de columna, cuya utilidad no se conoce a ciencia cierta pero que podría servir para pulir los papiros antes de usarlos.
          Las referencias a escuelas en templos también aparecen a partir del Imperio Medio. Estas estaban abiertas en teoría a todos, aunque ya sabemos que lo habitual era que solamente asistieran los niños de las clases acomodadas que podían prescindir de trabajar para subsistir. Se conserva una inscripción en una estatua (hacia 1500 a. C.), que alude a clases impartidas en el templo de Mut, en el complejo arqueológico de Karnak.
          Hay muchos vestigios que nos llevan a pensar que en el Imperio Medio se inició una etapa floreciente desde el punto de vista cultural, pues proliferaron los escribas y las obras literarias, hasta el extremo de que algunos autores hablan de la época “clásica” de la literatura del Antiguo Egipto. En ella se elaboraron destacadas obras, que tuvieron una gran difusión, a la vista de la cantidad de copias que se han encontrado, como La historia de Sinuhé, la Sátira de los Oficios, los Dichos de Sisobeck, las Instrucciones de Merikaré, etc.
          Todo ello nos lleva a pensar en un desarrollo escolar importante a lo largo del II milenio a. C.

ÁNGEL I JIMÉNEZ DE LA CRUZ


[1] Citado por CAPITÁN DÍAZ, Alfonso: Historia de la Educación I, Edades Antigua y Media, Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Granada, Granada, 1980, p. 61.
[2] WILLIAMS, Ronald T., “Scribal Training in Ancient Egipt”, en Journal of the American Oriental Society, Vol. 92, No. 2 (Abril-Junio, 1972), Massachusetts, p. 216.

No hay comentarios:

Publicar un comentario