Translate

miércoles, 18 de diciembre de 2013

3. ¿Quién inventó la escritura?

¡Si yo lo supiera!, pero es un misterio que nunca descubriremos. Tampoco sabremos nunca en qué momento se llevó a cabo la invención. Sabemos (por ahora) que fue en Uruk, hace como mínimo cinco mil años; al menos allí se han encontrado los escritos
más antiguos. Estos primeros escritos son nada menos que unas mil tablillas de arcilla, parte de las cuales contienen datos de carácter económico y administrativo y, en otros casos, listas de palabras que bien pudieran ser ejercicios de aprendizaje.
          El que inventó la escritura debió ser una persona de inteligencia destacada y, como todos los genios, muy despistado, pues no se dio cuenta de dejar su nombre escrito.  En realidad debemos hablar de varios inventores, pues esta genialidad surgió en diferentes lugares, de manera independiente; pero a todos les pasó lo mismo. En Egipto, por ejemplo, también hubo una mente privilegiada y despistada.  
          Todos cayeron en el olvido, y su invención fue tan importante y supuso tal avance que fue atribuida a los dioses. En el país del Nilo el invento se atribuyó a Toth, que era tenido como dios de la sabiduría y escriba de los dioses. En Asiria se atribuyó a Nisaba, a la que consideraban diosa de los escribas. En Babilonia la inventora de la escritura cuneiforme era la diosa Tasmetum, esposa de Nabu, dios de la sabiduría ...
          Lo que sí parece claro es que en los templos, entre los sacerdotes o en torno a ellos, surgió el invento, lo que hizo que acabara identificándose fácilmente con una obra divina.
          Hay, sin embargo, un texto sumerio que nos vuelve a lo terrenal. Se trata de un poema épico conocido como Enmerkar y el señor de Aratta. En él se habla de Enmerkar, uno de los "reyes míticos" de Uruk, cuyo reinado se sitúa en los inicios del III milenio a. C., y en el que se dice “El señor de Kullaba, Enmerkar, amasó la arcilla y grabó palabras en él como en una tablilla... Antes que él nadie había grabado palabras en arcilla” [1]. ¿Será de verdad Enmerkar el inventor de la escritura?
          
ÁNGEL I JIMÉNEZ DE LA CRUZ 




[1] ASCALONE, Enrico: BABILONIA. Asirios, sumerios y babilonios, Electa, Barcelona, 2005, p. 22.

No hay comentarios:

Publicar un comentario