Translate

domingo, 22 de diciembre de 2013

4. La escritura es un invento colectivo

La escritura surgió poco a poco. En un principio fueron unos sencillos signos esquemáticos y rudimentarios, con una capacidad mínima de información, solamente entendibles por quien los había ideado. Su uso se fue extendiendo hasta ser reconocidos de manera generalizada. Su utilización inicial en un ámbito territorial
reducido se iría ampliando progresivamente. 
          A esa primera “escritura” se fueron sumando diferentes aportaciones que ampliaban o mejoraban lo anterior. A unas sencillas marcas fueron sumándose pictogramas; se siguió con la esquematización de los pictogramas hasta que la evolución dio lugar a signos ideográficos y fonéticos, para acabar consiguiendo un reducido sistema básico de signos capaces de, mediante su combinación, recoger toda la riqueza del lenguaje y de transmitir cualquier información. 
          El proceso, más o menos parecido, surgió y se desarrolló en diferentes lugares de la Tierra, de manera independiente, dotando a la diversidad de lenguas de un nuevo y valiosísimo instrumento. Fueron procesos lentísimos pero constantes, en los que participaron multitud de personas a lo largo de siglos. Aún hoy esa evolución continúa. 
          La Antigüedad fue la gran etapa de la creación del lenguaje escrito, pero aquellas lenguas clásicas han ido evolucionando y modificándose también los signos de su escritura. Basta pensar en la cantidad de lenguas romances (derivadas del latín), que surgieron en la Edad Media y cuya escritura también ha evolucionado hasta nuestros días, resultándonos difícil a los no especialistas leer un texto escrito, por ejemplo, en el siglo XV. La evolución sufrida por la escritura ha dado lugar al nacimiento de una ciencia para su estudio: la paleografía.
          Como curiosidad y excepción que confirma la regla, podemos mencionar un alfabeto, el cirílico (caracteres con los que se escribe el ruso), que fue inventado en el siglo X por una sola persona. 
          Como decía, la evolución continúa; también ahora, lenta pero inexorablemente. Y bien pudiera parecer que volvemos a los orígenes. La esquematización y el pictograma tecnológico se imponen. Ya contamos con diccionarios de sms, lenguajes de chat, y la k ha alcanzado una importancia que nunca hubiera imaginado. ¡Y lo que aún veremos!  
          Salu2  ;)

ÁNGEL I JIMÉNEZ DE LA CRUZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario